1 dic. 2012

¡¡Comienza el Adviento!!


Estamos envueltos en la crisis,
pero Dios es siempre salvación.
Nos rodea el individualismo,
pero Dios es proyecto de comunión.
Hablan las bombas en muchos lugares de la tierra,
pero Dios pronuncia una palabra
más fuerte que toda guerra: Amor
Hay desesperanza,
pero en el Adviento
resuena la voz esperanzada del Dios de la ternura.
"Levántate y estrena tu dignidad",
es la voz de Dios que nos quiere de fiesta,
con la dicha del reino entre las manos.
"Una voz se oye en el desierto",
voz de profeta, amenazada no vencida,
siempre creadora de vida,
abridora de caminos de confianza.
"¿Qué tenemos que hacer?",
y como respuesta mil sugerencias.
Lo escuchado en la intimidad
pide ser gritado desde toda atalaya.
"Una mujer en camino de fe y de servicio",
alumbra y acompaña nuestra sed de peregrinos.
Es María, la mujer donde el Adviento
se le hace carne, crecimiento, amor de entrañas, hijo..
El Adviento esperanzado da la mano a la gozosa.
Navidad, el camino y la búsqueda se asoman al encuentro,
al abrazo con Dios y los hermanos

1 comentario:

  1. María
    que tu amor hecho consentimiento
    nos envuelva el corazón de piedra
    y lo transforme en un gozoso corazón
    lleno de amor a DIOS.

    ResponderEliminar